Inicio / Escritores / Boleros, poesía y amor se cantaron en Cuba y México

Boleros, poesía y amor se cantaron en Cuba y México

LA HABANA, 7 dic — Como una de las mayores exponentes vivas del bolero romántico, Migdalia Hechavarría, de 82 años, se emocionó el martes al escuchar que la UNESCO la había reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, calificando la forma musical como «una identidad, una emoción» y la poesía convertida en canción».

Khechavaria tenía poco que hacer más que cantar.

Así lo celebró con un viejo bolero, Te extrañé.

«Lo canto a capella, lo canto a la tumba (tambor), pero siempre es mi bolero», dice a la AFP en casa, porque «es la música la que te hace vivir».

Publicidad

Con una voz que inspira admiración, Hechavarría ha llevado el bolero por todo el mundo, cantando con estrellas como Amara Portuondo y la fallecida Celia Cruz, Elena Burke, César Portillo e Ignacio Villa (Bola de Nieve).

«El bolero es un sentimiento. Es algo tierno, dulce, para que disfrute la gente, para el que quiere enamorarse, para el que quiere besar, besar”, añade Hechavaria, quien canta en Gato desde hace 25 años. Tuerto, el bastión del bolero en La Habana.

La Unesco dijo el martes que el bolero combina un estilo poético europeo con ritmos africanos y sentimientos de los nativos americanos, con canciones transmitidas de familia.

Publicidad

En una isla con géneros como el sueño cubano y la rumba, los cantantes también viven y respiran bolero, a menudo en las esquinas para el deleite de los transeúntes.

El baterista Pedro Luis Carrillo, de 52 años, canta boleros en la explanada costera de La Habana desde hace 30 años y todavía admite estar sorprendido de que la «música maravillosa» cautive a los turistas.

cubano y mexicano

Como forma musical, el bolero se originó en Santiago, en el sureste de Cuba, a finales del siglo XIX, y luego se arraigó en todo México.

La candidatura del bolero como patrimonio inmaterial de la humanidad fue postulada conjuntamente por Cuba y México, que lo calificaron como «un elemento integral del canto sentimental de América Latina».

José Antonio Ferrari, de 72 años, que canta boleros desde hace medio siglo, actúa en un popular bar de la Ciudad de México. El sabor de mi.

«Bolero es una banda sonora que mueve los sentidos y las fibras más íntimas de una persona», dice a la AFP.

En 1932, Consuela Velázquez, conocida popularmente como Consuelita, interpretó Bésame muchouna canción de amor no correspondida que luego fue cantada por luminarias como Nat King Cole, Frank Sinatra y los Beatles.

La época dorada del cine mexicano también fue clave para la difusión del género con las interpretaciones del legendario Pedro Infante, mientras cantantes de boleros cubanos como Benny Mor y Rita Montaner hacían su carrera en México.

«Mientras haya amor»

El cantante mexicano José José, conocido como la voz romántica de la nación, interpretó a Álvaro Carrillo, autor de boleros clásicos. El sabor de mien la película del mismo nombre, y su compatriota, el compositor Armando Mansonero, tuvo un papel clave en los álbumes del popular cantante Luis Miguel, que ganaron dos premios Grammy.

Desde 1987 Cuba organiza el festival «Bolero de Oro» con el objetivo de popularizar este género. En 2001, cerca de 600 boleros de Cuba y del extranjero cantaron durante 76 horas consecutivas en un festival que fue anunciado como «el bolero más largo del mundo».

Ferrari dice que en México, como en Cuba, la mayoría de los intérpretes de bolero tienen más de 60 años y tienen que competir con muchos otros estilos musicales en bares y cantinas.

Pese a ello, está seguro de que “mientras haya amor y dolor, habrá cosas tan bonitas como el bolero”. — AFP

Puede interesarte

Novela de catorce días: autores famosos colaboran en historias sobre COVID

En la repisa Catorce días Gremio de autores, Margaret Atwood y Douglas PrestonHarper: 384 páginas, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *