Inicio / Estudiantes / Las preocupaciones sobre las bibliotecas persisten mientras los estados responden a las crecientes prohibiciones de libros con nueva legislación

Las preocupaciones sobre las bibliotecas persisten mientras los estados responden a las crecientes prohibiciones de libros con nueva legislación

A medida que la prohibición de libros se extiende por todo el país, las legislaturas estatales están tomando medidas, pero con esos esfuerzos surgen preocupaciones sobre el impacto potencial en las bibliotecas. Según un informe reciente de la Asociación Estadounidense de Bibliotecas (ALA), el número de libros prohibidos aumentará en casi dos tercios en 2023, hasta más de 4.200 títulos, informa NBCNews.

Cifras alarmantes muestran que aproximadamente el 30% de los libros escolares cuestionados presentan personajes de color o tratan temas relacionados con la raza, mientras que otro 30% presenta personajes LGBTQ o discuten temas similares. Además, casi la mitad de los libros prohibidos incluían incidentes de violencia y un tercio contenía contenido relacionado con experiencias sexuales entre personajes.

En respuesta, varios estados, incluidos Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania, Colorado, Oregón, Washington y Nuevo México, están presentando proyectos de ley para combatir la prohibición de libros. El esfuerzo sigue a una legislación similar ya aprobada en Illinois y California.

Sin embargo, los expertos están preocupados por las medidas punitivas incluidas en algunos proyectos de ley, en particular para los distritos escolares y las bibliotecas. En estados como Illinois y California, la legislación amenaza con multas o la suspensión de la financiación si no se cumplen las prohibiciones, lo que genera preocupación, especialmente en instituciones con fondos y personal insuficientes.

Deborah Caldwell-Stone, directora de la Oficina de Libertad Intelectual de la ALA, enfatizó la importancia de no sobrecargar a las comunidades más pequeñas o rurales con una legislación demasiado rígida. «Nuestra gran preocupación no es crear un sistema que haga que el proyecto de ley sea tan difícil de aplicar que dificulte que las bibliotecas con menos recursos hagan su trabajo», dijo.

Las restricciones presupuestarias también plantean desafíos. Los encabezados pueden desaparecer inadvertidamente debido a daños o falta de medios para reemplazarlos. La falta de personal puede obstaculizar el proceso de revisión de libros y materiales didácticos, lo que puede llevar a una mala interpretación de las leyes estatales.

En Illinois, una ley reciente exige que las bibliotecas adopten la Declaración de Derechos de las Bibliotecas de la ALA para protegerse de la desaprobación partidista o doctrinal. El incumplimiento hace que las bibliotecas no sean elegibles para recibir subvenciones gubernamentales, que representan una parte importante de sus presupuestos.

La senadora de Illinois, Laura Murphy, salió en defensa de las fuerzas del orden, enfatizando la responsabilidad y el apoyo a la selección inclusiva de libros. De manera similar, Emily Knox, profesora de la Universidad de Illinois, enfatizó la necesidad de vincular la financiación para garantizar el cumplimiento.

Sin embargo, persisten las preocupaciones sobre el posible uso de la financiación en contra de las bibliotecas. Los críticos temen que las bibliotecas puedan enfrentar consecuencias por no tener ciertos títulos en sus estanterías, aunque la ley no especifica requisitos de contenido.

Mientras tanto, una ley de California tiene como objetivo discriminar la retirada de libros de las bibliotecas escolares imponiendo sanciones económicas a los distritos que las violen. Por el contrario, los proyectos de ley en Washington y Oregón se centran en protecciones contra la discriminación sin sanciones.

Los legisladores de esos estados están observando el enfoque de California antes de considerar medidas adicionales. El senador de Oregón Lew Frederick enfatizó la simplicidad de su proyecto de ley, enfatizando la prohibición de la discriminación en la selección de libros.

A medida que continúa la discusión, el objetivo principal sigue siendo claro: brindar acceso a literatura diversa mientras se navega por el complejo panorama de la censura y la educación.

Como tengo un gran interés en la tecnología, me propongo mantenerme actualizado con los últimos avances en tecnología y dispositivos. Esto incluye teléfonos inteligentes o tabletas, pero se extiende incluso a la inteligencia artificial y los autos sin conductor, siendo este último mi última moda. Además de escribir, me gusta ver vídeos, leer, escuchar música o experimentar con diferentes recetas. El cine es otro aspecto que me interesa mucho y probablemente haré una película en el futuro.

Puede interesarte

Reseña del libro: Un gran cielo abierto de Lesa Klein-Ransom

UN GRAN CIELO ABIERTO, Lesa Klein-Ransom En un libro de historia de bolsillo de 1992, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *